lunes, 17 de agosto de 2015

Barritas de chocolate blanco con nubes



Quiero aprender portugués/brasileño.

No,no me miréis con cara de ''¿Pero de qué está diciendo esta loca?''.

Es que,ayer fui al cumpleaños de una amiga(Paula). Era una quinceañera y ella es de Brasil. Con que era de estas fiestas grandes con la familia y toda su familia hablaba brasileño.

Yo me quedaba con cara de ''No entiendo nada, dadme un botón para poner subtítulos por favooor''.

Aunque la fiesta fue chulísima. Era todo super bonito y Paula llevaba un vestido rosa precioso como de princesa.Y había muchos dulces super ricos,fruta y ,incluso,una fuente de chocolate (¡Yo quiero unaaaaa!)

Pues nada. Debería pedirle a Paula que me enseñe. Aunque seguro que no llegaría a aprender gran cosa. Me parecía como el italiano. Y con saber español e inglés me basta.

Aunque me gustaría aprender Italiano,alemán y japonés.(Sí, japonés, no os metáis con ellos. No son como los chinos que nos están invadiendo jajaja )

Bueeeno, os dejo de hablar de este rollo y voy con la receta.

Os vais a morir con estas barritas. Aunque también os moriréis con cualquiera de las recetas que os he compartido y haré.


BARRITAS DE CHOCOLATE BLANCO CON NUBES
Adaptada por Alma Obregón del libroRepostería sin horno", p. 74 (barritas de galleta con chocolate blanco, nueces y arándanos).

  • 450g de chocolate blanco
  • 400g de leche condensada
  • 450g de galletas tipo digestive
  • Mini nubes
  • Sprinkles

Engrasamos un molde y lo forramos con papel de horno.

Trituramos las galletas con la picadora (o las metemos en una bolsa de plástico y las trituramos con el rodillo).

Calentamos a fuego lento 300g de chocolate blanco con la leche condensada. Cuando se haya derretido, retiramos del fuego y añadimos a las galletas trituradas. Mezclamos muy bien (tendréis que usar incluso las manos).

Repartimos esta mezcla por la base del molde, aplastando bien.

Derretimos al baño maría el resto del chocolate y lo extendemos por encima de la base de galleta.

Esparcimos las mini nubes y los sprinkles.

Enfriamos una hora en la nevera.

Desmoldamos y cortamos en rectángulos o cuadrados

 



Están B R U T A L E S.

Tanto que mi hermano casi se come toda la bandeja. Y luego que no se queje que cocio cosas que no le gustan (¡¡¡NO LE GUSTAN LAS TARTAS NI LOS CUPCAKES!!!¡¡¡DIOOOS!!!).

Mil besos.

Caro.

Pd:¡He comprado oreos de sabores! ¡Están de muerte leeenta!




2 comentarios:

  1. Anónimo19:25

    Omg me ha encantado!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te hayan gustado ^.^

      Eliminar